Nibaldo Mosciatti: una luz de esperanza para el relamido periodismo chileno

Lo que entendemos como “políticamente correcto” se ha instalado con fuerza y desde tiempo en el periodismo ejercido en los medios. Actualmente la información se entrega más procesada que alimento para bebés, lo que nos hace preguntar ¿Qué es efectivamente lo que consumimos en materia de información? Hace poco asistimos a uno de los más decadentes espectáculos mediáticos: la tragedia de los 33 mineros y su despampanante rescate. Tragedia que fue utilizada por el gobierno para aumentar las cifras de adhesión y también para engrosar las arcas de los diferentes canales de televisión que compraron su participación en horario prime. De este modo, comenzó el rescate en este horario y terminó en el mismo (22:00 hrs.)

Frente a tanto buitre dispuesto a coger las migajas que estas 33 víctimas podrían ofrecerles, vemos actualmente un periodismo carente de sentido. Vacío, preocupado de la farandulilla chilena, de que si el hiperventilado presidente de la República dice o no dice algo, de ocultar la verdad, de ser políticamente correcto.

El premio a Nibaldo Mosciatti nos da una luz de esperanza para comprender que no todo está perdido en el periodismo en general y que aún existen voces inteligentes que puedan hablar de aquello que nadie habla, de lo que se teme, de lo que no debe.

Dejo con ustedes el discurso que éste proclamó en la premio Embotelladora Andina 2010:
Sigue leyendo