El monstruo Endesa embate de nuevo: ahora es la Patagonia chilena

pcordillera.jpg
Cuando me enteré, allá muy lejos – deben haber corrido los años 98 -, del proyecto de la transnacional Endesa acerca de la creación de una nueva represa en el Alto Bio-Bio, no pude dejar de sentir un escalofrío al pensar en esos ríos que admiraba tanto y que iban a ser destruidos del todo. Y no sólo eso, sino que junto con la pérdida de los rápidos más cautivantes del mundo, el pueblo pehuenche – nuestro pueblo pehuenche – perdería sus tierras y con ello, una milenaria cultura.

El manejo de este asunto, de la construcción de las represas Ralco y Pangue, fue sucio y manipulado por los grupos de poder hasta sus últimas consecuencias que derivaron – a pesar de todo el estudio de impacto ambiental y lo más importante, el impacto cultural a esas familias pehuenches (93 familias) – en el 2005 en la concretización del proyecto el cual catapultó las iniciativas y reyertas de los grupos ambientalistas, conjuntamente con la lucha de las 7 familias pehuenches que no habían aceptado el proyecto.

Mi recuerdo de ese entonces se enfoca en dos aspectos: el primero, la pérdida irreparable del río Bio-Bio, con toda su majestuosidad y soberbia, y la inundación del cementerio Pehuenche. Aspectos que aún hoy me entristecen.

Irónicamente, y casi como “justicia poética”, en el 2003 -cuando ya la construcción estaba en ciernes – la justicia chilena encontró la razón a las familias pehuenches y anuló el estudio de impacto ambiental presentado por la transnacional. El argumento se sostuvo en la legislación que señala la protección de las tierras indígenas en los artículos 1 y 13, aparte del reconocimiento de lo inequívoco que fue la aceptación del proyecto.

¿Pero, de qué sirvió? ¿Acaso devolvieron su cementerio a esas familias? ¿Acaso el río volvió a su cauce y, con ello, todo el ecosistema que sostenía? Lamentablemente, no.

En el año 2005 se comienza a gestar otro megaproyecto de estas mismas empresas (Endesa y Colbún) que se apoya en la construcción paulatina de represas en la región de Aysén. Cinco en total.
Sigue leyendo

Acerca del bloggero Lionheart

Es sabido que en Europa hace años ya, muchos años, se les dio acogida al grupo musulmán y con ello a sus creencias y su forma de ver la vida. Varios de estos grupos han impuesto su cultura en la que no se concibe la más remota idea de lo que son los “derechos humanos”.

En valor a la razón, el 1948 y para poner fin a los terribles acontecimientos sucedidos, se generó – en unión con varias potencias, entre ellas Inglaterra – la carta de derechos humanos. Un hito para la especie en su vida social y personal.

Por qué hablo todo esto. Porque al parecer Europa ya perdió rumbo. Y sobre todo Inglaterra. Si aún no entienden de qué se trata, les explico más claro: Lionheart, un bloggero británico podría ser procesado por incitar al “odio racial”. Les dejo la siguiente carta:

Asunto: Citación policial del blogger británico Lionheart

Estimada Embajadora, estimados cónsules,

He leído en distintos medios que el blogger británico de pseudónimo Lionheart ha recibido una citación policial para ser interrogado, y que podría ser acusado formalmente de “incitar al odio racial” por algunos de los escritos que ha publicado.

Inglaterra fue la primera nación de Europa donde los ciudadanos tuvieron suficiente fuerza y coraje para instituir esas libertades civiles que hoy llamamos “derechos humanos”. Entre ellas se encuentra la libertad de dar a conocer las propias ideas mediante la voz, la imprenta u otros medios de comunicación. Por eso, me ha sorprendido especialmente que la policía británica haya citado a declarar a Lionheart. Imaginamos que habrá razones muy poderosas para dar semejante paso, aunque, tras haber leído algunos de sus escritos, somos incapaces de verlas.

Me es ciertamente inverosímil que esa presunta “incitación al odio racial” sea siquiera comparable a la de recientes manifestaciones de algunos musulmanes británicos que pedían la decapitación de quien “insulte” al Islam. Por eso, estoy siguiendo el caso con extremo interés. Somos muchos los bloggers de todo el mundo que estamos pendientes del desarrollo y desenlace de este caso. Someteremos cada una de las acciones de la policía y judicatura británicas a un escrutinio detallado, y las daremos a conocer al mundo entero.

Aprovecho la ocasión para desearles a ustedes y al Reino Unido de Gran Bretaña un nuevo año en creciente prosperidad y libertad.

Atentamente les saluda

xxx

Para terminar, recuerdo a todos y todas el artículo 19 de esta declaración que señala:Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.
Si hay algo que nos diferencia es la razón y el uso de ella. También nuestra libertad intrínseca. Si estás de acuerdo con esto, no puedes callar. Te invito a sumarte y a publicarlo en tu blog.