Nuestra educación ¿en manos de quién ahora?

Un desasosiego invade a nuestros jóvenes en sus aulas. Lo curioso de tal estado es que ni ellos mismos pueden definir las causas más profundas de éste. Según se puede vislumbrar, está relacionado con los cambios que requiere la educación. Nuestra educación. No obstante, al observar el discurso que los motiva, aún éste no proporciona respuesta a la actitud que han esbozado en ls diferentes tomas, protestas y acuerdos que han tomado.

Existe en ellos un discurso fabricado. Que no concuerda ni con los tiempos que se están viviendo ni con la forma en que está girando el mundo. Bien por ellos. Que aún pueden soñar con un mundo sin diferencias sociales. Porque es sorprendente que a esta altura del partido aún existan las enormes diferencias – y cada vez en mayor escala – entre clases sociales que potencian la absoluta carencia de bienes materiales por un lado y la opulencia por el otro.

Y la educación también entró en este juego. Como parte natural de todo lo que se venía, vino y se forjó en las décadas del 80 y 90.

Antes de seguir hablando de este tema, me gustaría que recordáramos lo que sucedía en Chile hace un año atrás:

Movimiento que paralizó al país. Atónitos, no podíamos creer que nuestros “pingüinos” despertaran para exigir una mejor educación. Creímos, muchos, que lo que se exigía era una reforma radical, una reforma que planteara una nueva manera de enfrentar la formación de nuestros futuros ciudadanos. Al observar este video, nos percatamos cuán equivocados estábamos.

Hoy día 4 colegios emblemáticos han cesado sus funciones y han comenzado una toma con nuevas exigencias. Como una mala segunda parte de un film que en su primera parte estuvo a punto de recibir el premio de la academia, nuestros jóvenes se presentan desorganizados, perdidos, con ideas difusas, dictaminadas -quizás – más por decadentes partidos políticos que de su propia invectiva. Como una mala segunda parte, podemos visualizar el destino de nuestros héroes, los principales dirigentes estudiantiles de la toma pasada: dos de ellos terminaron trabajando para el propio ministerio que enjuiciaban (la razón fue finalmente “de pan vive el hombre”) y la tercera terminó expulsada del único colegio que la acogió después de su “retiro” de las aulas del Carmela Carvajal de Prat:

Se acabó la luna de miel entre el alcalde de La Florida, Pablo Zalaquett, y la dirigenta estudiantil María Jesús Sanhueza.

Ésta y otros tres estudiantes fueron expulsados del Colegio Anexo Benjamín Vicuña Mackenna por encabezar la toma del establecimiento durante el sábado y lunes pasado. Pero la “pingüina” contraatacará hoy presentando un recurso de protección para impugnar su expulsión.

“No hay ningún director de colegio municipal que la quiera recibir”, afirmó Zalaquett, refiriéndose a Sanhueza, y ahondó en su percepción de la joven. “María Jesús, y lamento mucho decirlo, es el ejemplo de una persona que a veces cree que el mundo gira en torno a ella”.(El mercurio, 7 de junio 2007)

Entre las nuevas exigencias de los estudiantes se encuentran tres como ejes principales de su petición: La desmunicipalización de la educación, gratuidad de la tarifa escolar y rechazo a la ley penal juvenil.

Si analizamos bien, ninguna de las tres peticiones apunta al problema de fondo. Explicaré, por lo menos a través de una de ellas, el porqué:

1. Desmunicipalización de la educación:

Una alternativa que podría haber dado sus mejores resultados era la de descentralizar la educación del Estado proveedor. Imaginémosnos una educación pensada con un afán altruista, que esté enfocada a crear una persona culta, creativa e innovadora. Cosa imposible de imaginar en los tiempos en que la educación dependía 100% del Estado. Este se presentaba como un gran armatoste que imponía más burocracia que crecimiento. Cientos de colegios en manos de él. Cientos de profesores acogidos bajo su alero. Entonces, como el Gobierno impide el desarrollo de la educación, mejor descentralicémosla y dejemos que busque un rumbo nuevo.

Es así que se municipaliza la educación en 1980. Para la gran mayoría fue una tragedia. Para otros – y en cierto modo así lo entiendo también – fue consecuencia lógica de lo que se estaba viviendo en las grandes potencias: la descentralización. Tatcher y Reagan impusieron el sistema que hoy es la respuesta a muchos de nuestros males: el liberalismo económico. Dar más poder a las empresas que al Estado y a éste último quitarle más poder a través de la descentralización. Esto con un afán organizador y potencializador del crecimiento.

Era lógico que el sistema de gobierno impuesto en Chile, maquinado e impulsado por Estados Unidos y supeditado a las órdenes del Banco Mundial, establecería parámetros similares a éstas mismas, con las transformaciones necesarias de acuerdo a sus requerimientos.

Pero aquí se cometió un error. Aun las mejores intenciones está revestidas de cierta “maldad”. Al traspasar la educación a las municipalidades sin un esquema prefijado, un “dejar hacer” y una ley que amparaba la libertad sin límites, se prestó para una serie de tergiversaciones.

Fuimos testigos, entonces, de un Estado que pasó a ser de protector y administrador a “observador” y “subvencionador”. Preocupándose sólo de crear las políticas necesarias para mantener y perpetuar un esquema que hoy en día nada tienen que ver lo que se necesita en educación para que ésta pueda responder a los tiempos que se están viviendo. La respuesta al comentario anterior lo pueden encontrar aquí

Por lo tanto se instauró una situación que se vive hasta ahora. Y que, lamentablemente, no ha realizado ninguna superación en la calidad de vida espiritual de los chilenos, no ha producido cambios relevantes. Sólo ha producido un chileno que desprecia el arte y la cultura, más ignorante, individualista y exitista. Un cambio que sólo ha dejado el lugar de la educación en resultados y puntajes, que ha relegado y desprestigiado el lugar del profesor y ha convertido a la educación chilena en un perpetuo conejillo de indias al adoptar cual o tal reforma, plan o proyecto extranjero que nada tienen que ver con lo que somos, sino con una mala copia de lo que pretendemos ser.

Visto desde ese punto de vista, muy loable lo que pretenden nuestros queridos estudiantes. Pero ¿cuál es el discurso de fondo? ¿Cuál es el real razonamiento que hay detrás? ¿Cambiará el sistema sólo porque ellos se detienen un instante – bendito instante – para quejarse un poco?¿para quejarse porque no pueden tomar la micro gratis o porque no los metan presos a los 14 años siendo que la masa delictiva y más inconciente* en el tipo de delito se encuentra en ese rango?

Una crítica sin un argumento sólido que la justifique sólo da la imagen de una juventud autocomplaciente. Que no tiene fijado los límites, que no sabe – en el fondo – lo que está hablando. ¿Será resultado todo ello de nuestra educación?

Porque no hay discurso detrás. No se ve un proyecto. No se ven ideas. No se ven pensamientos. Ni menos un debate.

Está bien poner en el tapete este tema y despertar la conciencia de todo un país. Pero muy mal no hacerse cargo del cuento.

Porque tal y como se presentan los esquemas políticos y económicos mundiales, en donde se puede lograr más como consumidor que como ciudadano ¿cambiarán los esquemas establecidos en un giro de 360º?

Porque no hay que pensar mucho para darse cuenta de que lo que quieren estos 4 colegios, que se han paralizado para emitir una opinión, es que la administración de la educación vuelva al Estado. Cosa que es anacrónica e insostenible. Además, ¿qué conseguiríamos? ¿Si evidentemente vemos que desde las políticas gubernamentales no hay ninguna proposición sólida, ningún pensamiento claro y preciso de lo que se quiere como ciudadano. E inclusive, un gobierno que adopta – como todo lo demás – estrategias educacionales fracasadas en otros países. Un gobierno que no es autocrítico, sino que – al igual que estos jóvenes – autocomplaciente?

¿A qué manos entonces pasaría nuestra educación municipal? Porque ésta sigue siendo – en cierta medida – del Estado. ¿Quieren acaso que pase a manos de privados? Porque al gobierno no va a volver. Y así lo han entendido los miles de otros jóvenes que no han respondido a las demandas que ha solicitado los colegios en toma. Bueno, lo han entendido así o , lisa y llanamente, no les importa.

Hoy en día hay una “asamblea representativa” que brilla por su ausencia. Cambios en la LOCE francamente irrisorios y desastrosos, pues nos han dejado sin opción al imponer a todos los colegios recibir por igual y sin restricción a cualquier estudiante – no importando sus condiciones – en cualquier colegio, como ello fuera una solución a las terribles diferencias que hay entre estratos. Y ahora, además, quieren que la educación pase a manos desconocidas.

No se dan cuenta que hay que reformar todo. Borrón y cuenta nueva. Que los municipios deberían reformular sus objetivos y dar prioridad a la educación. Que hay que devolver el prestigio a los profesores como formadores, no simples entes que debe preparar para un resultado. Prestigio que se demuestra tanto en sueldo como en valoración social. Que hay que pensar en la persona que queremos ser, que hay que darle espacio a la creencia personal, al error y a la valoración del otro.

Para ello se necesitan personas dispuestas, inteligentes y claras en visión. En definitiva, expertos.

En el fondo no necesitamos una asamblea burocrática en donde todo se discute y nada se saca en claro. Tampoco medidas tibias amparadas en un sistema económico aplastante, ni menos centralizar la educación en el Estado.

Necesitamos altura de miras. Ordenarnos y pensar. En el fondo, ser otros.

* Hay que analizar el tema del resentimiento social profundo que subyace en nuestra juventud. Su falta de perspectiva y escasa visión de futuro. Sumado a la falta de oportunidades y valores que hace que éstos cometan los delitos con una mayor violencia. La mayor parte de los robos cometidos a esta edad son con resultado de muerte para la víctima. Debemos analizar también las reacciones de los adolescentes. Léase lo siguiente extraído de El Mercurio: Adicionalmente, el alcalde presentó en el 14º juzgado de garantía una querella criminal contra quienes resulten responsables de los daños, robo y usurpación que se perpetraron en el colegio. Los daños ascenderían a 35 millones de pesos e involucrarían robo de computadores, colaciones y rotura de vidrios y baños, entre otros.
El análisis final se realizará en otro post.

Anuncios

3 comentarios

  1. Muy interesante tu post, Lorena. Es indudable que el tema no es aquí “quien controla” sino “que se hace”.
    Eso si, algunas acotaciones:
    1)”Como una mala segunda parte de un film que en su primera parte estuvo a punto de recibir el premio de la academia, nuestros jóvenes se presentan desorganizados, perdidos, con ideas difusas” dices. No sé si me perdí de algo, pero lo que yo vi fue una película patética, de estudiantes que gritaban y alegaban como endemoniados gritando consignas sin sentido (claramente influenciados por el partido comunista) peticiones que no decían nada: sobre el costo de la PSU, la LOCE (sigo insistiendo que quien se oponía a la LOCE fue porque nunca la leyó…) y mil estupideces m´pas que nunca atacaban el fondo de la cuestión. Y aquí paso al segundo punto….

    2)Cómo las peticiones y la discusión en general evaden el debate sobre los fines de la educación, nunca se detienen en un punto elemental.
    Supuestamente nuestra educación está fracasada porque hay desigualdades de ingreso. Sin embargo el objetivo de la educación pública es simplemente formar BUENOS CIUDADANOS (no tiene sentido, de lo contrario, que la financie el Estado): gente con la mínima preparación para desenvolverse en la vida pública: es decir, que se informe, que critique, y que además tenga lás habilidades mínimas para insertarse en una sociedad de producción.
    El fin de la educación como igualador social está impuesto de forma artificial. Es un vicio, que valora el conocimiento no en sí mismo sino en la medida que reporta más ingresos… pero me pregunto: si se pagara más al electricista que al doctor en física, la gente alegaría tanto por el acceso a la Universidad… porque yo sí lo haría.
    Pueden incluirse reformas buenísimas a la educación en el sentido de formar mejor a lás personas, pero eso no se traducirá necesariamente en igualación social. Una sociedad más justa es aquella que reconoce y valora TODOS los trabajos, ya que de hecho todos son necesarios.

    3)Po último, quiero suavizar un poco la caracterización del neoliberalismo.
    No se puede negar que un sistema de iniciativa privada ofrece muchos más incentivos para qeu la gente trabaje. No tiene sentido que pidamos estatización cuando vemos que las empresas estatales en general son burocráticas e ineficientes (incluso en CODELCO hay problemas, porque son pocos los fondos que se reinvierten en el proceso de producción). ¿Qué garantía ofrece la centralización de calidad?
    Yo veo en el mundo la tendencia opuesta. Incluso China, uno de los enclaves (aún) comunistas, reconoció este año la propiedad privada. Es que se dieron cuenta de que con el sistema centralizado no llegarían muy lejos.
    Y en educación, Blair declaró el derecho de los padres a abrir nuevas escuelas.

    Con eso terminé… todo lo demás está muy bien.

  2. Querido la fuerza de la razón:

    Cuando señalaba “Como una mala segunda parte de un film que en su primera parte estuvo a punto de recibir el premio de la academia, nuestros jóvenes se presentan desorganizados, perdidos, con ideas difusas” Me refería al revuelo que ocasionó en el colectivo y cómo éstos afrontaron, abordaron y entendieron el movimiento. Desde la abuelita que decía “que tiernos estos chiquillos” Hasta el político que le s demandaba volver a sus aulas. Ahora nadie está de acuerdo con su improvisado movimiento. Es más, suena a “ahh ya se acostumbraron”…

    En segundo lugar, nunca quise apoyar la estatización(y en eso estamos de acuerdo). Al contrario, ésta no es posible y quiero remarcar que esto seguirá tal cual, e inclusive peor. A diferencia de lo que tú propones a mí no me parece la empresa privada en educación. Suele prestarse a muchas tergiversaciones, a buenos o malos empleadores. Mi experiencia en la educación privada es una experiencia de explotación.

    Eso quería aclarar. Pero en todo caso muy buena respuesta y muy buena colaboración. Gracias!

  3. Perdón Lorena, ya entiendo que te referías a popularidad con la metáfora del film, pero para mi todo el episodio del año pasado fue pátético. Para mi dejó en evidencia, además de la precariedad de los argumentos de los estudiantes, la falta de preparación y la improvisación entre los políticos, la idiotez ya crónica d ela mayoría d elos pedres que ya sólo saben sonreir como tontos ante todo lo que dicen sus hijos, sin entenderlos o sin atreverse a corregirlos. Es decir, dio el diágnóstico final que me hace pensar que estamos en la UTI… y en ese sentido para mi no fue una buena película…

    Sobr ela estatización, no lo decía porque tu expresamente lo plantearas, sino para evitar malos entendidos como frases como: “Tatcher y Reagan impusieron el sistema que hoy es la respuesta a muchos de nuestros males: el liberalismo económico.” Es decir, para actuar como abogado del diablo que es una de mis aficiones.

    Sobre eso de “la empresa privada en educación suele prestarse a muchas tergiversaciones, a buenos o malos empleadores. Mi experiencia en la educación privada es una experiencia de explotación.” pongo mis reparos, y pregunto de nuevo que no se de donde sacaron que el Estado era tan justo… no negaré, eso sí, que el Estado es el terreno de la burocracia y de la flojera, pero ¿de la justicia?… Nunca olvido que la URSS, apoteosis del Estado, fue la mayor “explotación” de nuestra historia…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: