Del uso de la lengua y otros males

noticia_5330_normal.jpgEs singular el curso que ha tomado la “evolución” de nuestra habla en los distintos medios de comunicación. Hagamos un raconto, o mejor dicho, un flash back de lo que ha sido el uso del lenguaje en nuestros medios. Partamos por los programas nocturnos y las teleseries de los 80’s. Viene a mi mente solemnidad. Ejemplo del uso de la lengua. No recuerdo groserias. No recuerdo el uso de ninguna palabra que no se suscribiera a la norma culta formal o – en sus variantes más populares – la norma culta informal. Hasta el personaje de población – en las teleseries encargadas de armonizar nuestro “té” acompañado de un pancito con palta – hacia uso de un lenguaje florido, sencillo, humilde y gracioso.

Volvamos al presente. Qué tenemos ahora…no se moleste en responder. Una avalancha de modismos, de vulgaridad, de hacer de la grosería una gracia, un cliché.

El lenguaje es lo que somos y su uso nos retrata.

Ya no impresiona. Es normal. Si lo dice la teleserie, si lo dice el programa estelar, si lo proclama el periódico, entonces está aceptado. ¿Aceptado? Al parecer son los profesores y los colegios los únicos que no han incluido la grosería, el garabato fácil y a la mano para explicar los conceptos.

Y todo se faranduliza. Todo se nos vuelve un ejercicio véntrico que poco y nada deja entrever el espíritu de una cultura. De nuestra grandiosa cultura occidental, claramente en decadencia (ójala estuviera en crisis, sabido es que de ellas se sale renovado o, por lo menos, con una nueva visión).

Es una realidad este uso de la lengua. Preocupante, también, porque estamos en presencia de un deterioro que arrasa consigo no sólo un léxico que construye y propone, sino también una forma de pensar, una cultura.

Cuando se deteriora la lengua, se deteriora la cultura. Se deteriora el pensamiento y qué es todo ello: simplemente nosotros. El ser occidental.

Por esto nos aterroriza e impresiona los avances del Islam sobre Europa. En el escenario mundial vemos con indiferencia el avance progresivo de otra cultura, de otra visión, de otro tipo de lenguaje.

Quiero mostrarles a ustedes una carta que llamó especialmente mi atención. En primer lugar, fue publicada en un medio masivo de comunicación que se caracteriza por hacer del mal uso de la lengua una gracia, su “caballito de batalla” quizás. Y en segundo lugar, por el tema que intenta esbozar.

No pude resistirme a tanta “verborrea” sin sentido y enarbolé una respuesta. Respuesta que antemano sé no será publicada. ¿Por qué? es simple: porque es fome, porque no dice groserías, porque no insulta a nadie directamente y sobre todo porque muestra un contenido. Aspectos que al parecer no convienen ni al marketing, ni a la “línea de pensamiento” del pasquín.

Los invito a leer y analizar la carta publicada bajo el nombre de “Basura literaria“:

Me gustaría saber ¿quién chucha es el hueón que determina los textos que se deben leer en el colegio? Puta, si se supone que éstos deben desarrollar el gusto por la lectura en los estudiantes y no hacer que éstos anden maldiciendo a los inútiles que escriben basura literaria como “La venganza de la vaca” o “Cartas a Bam Bam”. Por estoy hoy siento que es un deber dirigirse a los profesores de lenguaje, para que entiendan que si pretenden que más del 50% de los niños entiendan lo que leen, se fijen bien en la mierda que andan obligando a los estudiantes a leer.
¿Qué diablos pasó con los grandes como Rubén Darío, Jorge Luis Borges, Julio Cortázar, María Luisa Bombal o Alejo Carpentier?¿A dónde han ido a parar Walter Scott, Ray Bradbury o las hermanas Brontë?
Mi padre citó un día las palabras: “Yo soy lo que he leído?. Ahora les pregunto ¿Cómo quieren que seamos?

Verónica Morris Novoa
Alumna de IIIº medio y asidua lectora.

Ahora, mi respuesta:

Querida Verónica:

En un principio había pensado en no responder a tu carta. E incluso pienso ¿quién soy yo para contestarte? Bueno, pero como te noté tan enojada y preocupada por lo que leen nuestros chicos en nuestro país, creo que es importante señalarte algunas cosas:

1. El “hueón” que determina los libros en la enseñaza básica y media en primer lugar no existe. Porque no hay nadie que “determine”, sólo “sugiere” y ése que “sugiere” es el ministerio. Te invito a leer sus planes y programas en la asignatura de “Lengua Castellana y Comunicación”. Al final de éstos tu encuentras una lista de “lecturas sugeridas” que van de la categoría “Literatura Universal” hasta “ensayos”, pasando por Lírica y Teatro. Lo encuentras en la página http://www.mineduc.cl.

2. Sería ideal desarrollar el gusto por la lectura, pero tú comprenderás que los mecanismos sugeridos y aplicados por el ministerio no han dado resultado. Gracias a los mass media los chilenos leen cada vez menos. Encontrar a un lector asiduo es casi una rareza, por lo tanto, el primero que debe desarrollar el gusto por la lectura es la propia familia (¿acaso no recuerdas quién te regalo tu primer libro?), luego uno mismo y, finalmente, el colegio.

3. Realmente, no sé si los libros que mencionaste existen ( “La venganza de la vaca” o “Cartas a Bam Bam”), pero sé que existen los autores que citaste y que son justamente los autores que hago leer a los chicos, porque mi interés es que tengan algo de cultura. Mi deber es que lean y conozcan…además se te olvidó agregar a Dostoievski, Cervantes, Oscar Wilde, La Iliada y La Odisea (no pueden faltar).

4. Es un deber de los profesores de lenguaje que los jóvenes lean. ¿Cuántos leen en tu curso? Cada vez leen menos, gracias al “rincon del vago” o “monografías”. Es impresionante lo que debe hacer el profesor para que ustedes lean. No achaquemos toda la culpa al docente. También existen otros responsables del proceso, partiendo por los mismos estudiantes que deberían culturizarse primero y luego luchar por una reforma radical y no solo contra el lucro. Una reforma total que replantee la forma de evaluar la lectura.

5. No necesitamos más cátedras. Bastante ya tenemos con las intervenciones del gobierno a través del ministerio (¿sabías que van a “sumariar” al profesor que no cumpla con los resultados simce?), las corporaciones de educación, apoderados, etc, para que tú nos vengas a decir que “nos fijemos bien” en la “mierda” que damos a leer. Sé que nos hace falta autocrítica y agradecemos las sugerencias, pero éstas deben ser planteadas de manera que se conviertan en una crítica constructiva, un aporte, pero – al parecer- es una característica del chileno el hacer de la crítica una queja sin contenido.

6. No sé quién es tu profesor o profesora de lenguaje, pero te diré que los libros a uno no se les ocurren, los libros son concensuados, estudiados por el departamento de Lenguaje y por Coordinación Académica, por lo tanto, reflejan la visión del establecimiento. Creo que más que una suspicacia con respecto a la labor de miles de profesionales de la educación en el área, debes fijarte bien en qué colegio estás estudiando.

7. Finalmente, siendo una “asidua” lectora, debo decirte que falta más argumentación y más sutileza en tu lenguaje. Un lector, un buen lector, es dueño de la palabra, la convierte en su propiedad y sabe recurrir a ella para expresar las ideas y que éstas logren los objetivos propuestos ¿Cuál es el sentido de tu carta?¿Qué quieres lograr con ello si llenas de insultos tus premisas?

Espero tu respuesta.
Atentamente,
Lorena Berríos Barra
Profesora de Lenguaje.

En la carta y su respuesta hay temas profundos que atañen muchos aspectos de nuestra sociedad. Pero todos giran en torno a una problemática que estamos viviendo en este último año que es el tema de la educación en nuestro país.

En el próximo post abordaré este tema y otros asuntos…además ¿quién me manda a leer el The Clinic?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: