La mentira más común es aquella con la que un hombre se engaña a sí mismo. Engañar a los demás es un defecto relativamente vano (Acerca de una ministra de educación)

Parto con esta frase de Niezsche para hablar de lo que ha sido la tónica estos últimos días en el tema de la política en nuestro país. Y el tema ha sido un asunto sin mayor relevancia si uno lo mira de manera superficial, no obstante, en la medida que se va profundizando en él, se hayan ciertos aspectos que no se pueden pasar por alto.

Todo surgió el día 22 de diciembre pasado, cuando en un matinal de TVN se le preguntó a la ministra de educación, Yasna Provoste, en el contexto de la celebración a los puntajes nacionales, cuál había sido su puntaje en la PAA (Prueba de Aptitud Académica) A lo que ella respondió: “más de 600 ptos”.

Un diputado de su coalición (DC – Ascencio) no conforme con sus palabras y aprovechando la contingencia, se dio el tiempo de revisar sus antecedentes y buscar sus puntajes. Los que fueron: en Verbal 508; en Matemática 554; en Historia y Geografía 555; en las pruebas específicas de Biología 486, de Matemática 489 y en la de Ciencias Sociales 456 puntos. Lo que ponderaba cerca de 530 ptos.( Y con este resultado, hoy día, no entraría a estudiar en ninguna estatal)

Molesta por la desleal acción de su compañero de partido, respondió altaneramente al diputado en terra.cl, sacando a la luz una serie de eventos personales que poco o nada tenían que ver con el tema en sí o con lo grave de su acción. Es más, tampoco respondió a la acusación. Reproduzco parte de su comentario:

«Quiero decirles, además, que salí del colegio con un 6,7; que fui la mejor alumna de mi promoción; que estudié bien lejos, a 660 kilómetros de Santiago, en Vallenar y les puedo dar la tabla de distancia también, por si la necesitan.»

«Para ahorrarles tiempo (a los parlamentarios), que entré a estudiar pedagogía, algo que amo profundamente. Terminé mi carrera en los cinco años que está definido, con un 6,3 y con distinción máxima.» (la cursiva es mía)

Para mí entender, se deshizo en explicaciones que no venían al caso. El punto es ¿Por qué miente la ministra? ¿Acaso se avergüenza?

No creo que sea la única que provenga de una familia de clase media, ni la única que haya estudiado en un liceo de número perdido, ni la única que haya sacado 500 y tantos puntos en las pruebas.

Acá lo que se cuestiona son varios puntos que señalo a continuación:

1. La mentira en sí.

2. A partir de ello, la idoneidad profesional.

3. El tema de alguien “idóneo”que ocupa un alto cargo en el gobierno.

4. En el gobierno, cómo se elige a quien ocupa cargos.

5. El famoso cuoteo político.

6. El cuoteo político en temas tan trascendentes como la Educación.

Ustedes entederán que los puntos expuestos se hayan entrelazados entre sí. Voy a explicar brevemente algunos y me explayaré en otros. Gracias por la paciencia de leer.

Con respecto al primer punto, no hay mucho que decir. Lo que sí encuentro gravísimo que un personaje público mienta así en un medio de comunicación. Tales errores dan pie para que se corroboren ciertos aspectos bastante criticados por la oposición al gobierno de turno. Por otro lado, un ministro no debe falsear información.

Ya que se ha caído en la mentira, se debe recurrir a otra para mantener lo dicho. Así, Provoste sostiene haber egresado de la enseñanza media con un 6,7, nota que no se corresponde con el puntaje (es cierto que la PAA tenía elementos azarosos, pero, perdónenme, nunca tanto) En comentarios de blogs de El Mercurio aparece uno que señala tener contacto con una persona que fue compañera de la ministra y sostiene que ese no fue su NEM precisamente…

Finalmente, Yasna Provoste para salir del paso, sostuvo que con su NEM más el puntaje, ponderó más de 600 puntos para entrar en la carrera. Y señora Provoste, se le olvidó agregar que antiguamente en la UPLA (Universidad de Playa Ancha) otorgaba 30 puntos sobre la ponderación si colocaba a esta casa de estudios como primera opción, 20 puntos en segunda y 10 en tercera…¿Cuál fue su caso?

Si analizamos la respuesta además, no corresponde a la pregunta. No se le inquirió “Cómo” entró a la universidad, sino, lisa y llanamente, “Cuánto” puntaje sacó.

Una de las tónicas de esta ministra es justamente no responder lo que se le pregunta, responder con evasivas, dando a entender un discurso a priori, sabido, ensayado (revise el siguiente link)

Con esto último, paso al segundo punto: la idoneidad profesional. Hace rato que la señora Provoste está dando que hablar por sus declaraciones extrañas, fuera de lugar, y esto del alguna forma hizo dudar a varios de sus capacidades como ministra…pero fíjense qué curioso, un militante DC ( no se dice quién) en declaraciones para un artículo en la Nación, la definió como “matea y ordenada” y reproduzco íntegro lo que éste señala: “Es muy matea, alguien le dice algo y ella escucha y entiende” ( Si alguien que “escucha y entiende” es mateo; entonces mi perro es mateo y yo soy superdotada)

Revisando el currículum de la ministra, nos encontramos con un panorama desolador para quien ostenta el mayor cargo en el ámbito educacional: no se determina años de ingreso ni de egreso a la Universidad, tiene un magister en Administración educacional sin terminar en la UPLA, un post-grado que no tiene relación con lo que ejerce y una carrera política prolífica, (como ejemplo, fue presidenta del Centro de Alumnos de la UPLA por dos períodos consecutivos y miembro de la mesa de la Federación de Estudiantes de esa casa de estudios superiores. Ocupó también la vicepresidencia nacional de la Red de Estudiantes de Educación Física)

Nada espectacular ni trascendente en materia profesional para el cargo que tiene.

En este punto mis preguntas son: ¿Ejerció alguna vez como docente? ¿Se ha interesado realmente en profundizar sus estudios en materia educacional? ¿Por qué define a la pedagogía como “algo” que ama, como si la pedagogía fuera una cosa? (Esa última pregunta es personal, muy personal)

Y mis preguntas para la señora presidenta de Chile son: ¿Cómo es posible que en un aspecto tan importante para todo país como es la Educación usted designe a una persona con un currículum tan escaso, tan pobre en esa materia? ¿Cómo es posible que haya preferido el cuoteo político, la carrera política antes que la idoneidad? ¿Por qué tiene en esa cartera a alguien tan prosaico, finalmente?

Y aquí abordo todos los demás puntos, el tema de la política en la política que se empaña constantemente y la tristeza que ámbitos tan trascendentes para una nación estén representados por personajes a tan poca altura.

No cabe duda que la señora Yasna Provoste cultivó con mayor ansía y prolijidad su lado político. Ambición que la llevó finalmente a ocupar cargo en MIDEPLAN y ahora en el Ministerio de Educación. Su única gracia ha sido tener buen discurso, un buen “prontuario” político y una militancia estratégica.

Cuando escucho hablar a nuestra ministra, escucho un discurso aprendido, convencido y militante, ciego a toda crítica y observación.

Y así todos los cargos ministeriales. Sé que en este punto quien me está leyendo dirá “Pues claro, mujer, qué te imaginabas. Obvio que todos los cargos ministeriales pertenecen a quien celebra en una coalisión, finalmente, simples lacayos de un gobierno” Estamos de acuerdo, pero mi objeción reside en que, tanto en Salud como en Educación y otros ministerios que tienen que ver directamente con el ser humano, su integridad, tanto física como moral, NO debe existir el cuoteo político, sino simplemente el mejor, el más capacitado.

Sé que las cosas no van a cambiar, pero debemos demostrar al gobierno que no está frente a un pueblo insulzo. Así la ministra miente, luego trata de resarcir la situación. Así otras mentirillas una sobre otra ¿Con quién creen que están tratando?

No les hagamos pensar lo siguiente (y aquí termino con otra frase de Niezsche) “El populacho no sabe lo que es grande, lo que es pequeño, lo que es recto y honrado: ¡es inocentemente tortuoso!.”

About these ads

7 comentarios

  1. Mi comentario va dirijido a puntos que según mi modo de ver las cosas son aún más graves e importantes que los señalados.
    Comenzaré diciendo que nadie que no demuestre su capacidad intelectual (no conocimientos, SI CAPACIDAD))debiese ingresar al sistema Universitario tal como este es definido a nivel internacional, por muy duro que parezca no todas las personas son capaces de ser profesionales, nuestra actual sociedad no le permite a los incapaces aceptar esta realidad debido entre otras cosas a la poca tolerancia a la frustración que se inculca, publicidad engañosa por parte de algunas universidades que hace creer que el esfuerzo y las ganas de estudiar lo son todo, cosa que no es cierta y lo digo con conocimiento de causas, ejemplificaré tomando en cuenta un caso que deja en claro las distinciones que hacen profesores al evaluar en una universidad privada y en una como la U de Chile a la cual pertenezco, un profesor que conozco que hace clases en mi casa de estudio y en la Universidad que llamaré B en cuyos lugares dicta la mismja cátedra e incluso muchas veces eligio mismos métodos de evaluación entre los cuales existió una investigación acerca de las distintas escuelas de pensamiento político, en esta evaluación fui enterado de los resultados que me parecieron a lo menos alarmantes, el promedio del curso en dicha evaluación en la Universidad de Chile fue de 4,8 y en la Universidad B fue de un 4,1 y esto luego de un cuestionable accionar se su secretaria de estudios la cual debido a una petición de el alumnado debio bajar la escala en 15 décimas (un 5,5 pasaba a ser un 7,0) no digo que suceda siempre así pero esto es solo un ejemplo, por otra parte es sabido además que el porcentaje de investigación de las Universidades privadas de nuestro país es casi nulo, por decirlo de alguna manera son parasitarias porque además ocupan a los docentes y profesionales profesores egresados de tradicionales en consecuencia son lo que siempre han sido desde su aparición en 1980 debido a la incompetencia del dictador que presidia la cabeza del gobierno en ese momento, un gran negocio. No es que este de acuerdo con la PSU, la PAA ni ningún otra pero en cierta manera si funciona como evaluador de capacidad aunque su verdadero contenido siga siendo conocimiento y este condicionado por la diferencia entre establecimientos educacionales y la existencia de preuniversitaris que en cierta manera otorgan ventajas a unos u a otros.

    No soy comunista aunque me gustaría creer que la Utopía es realizable, debiesen los jóvenes ser mas concientes y dejar de creer que entrar a la Universidad es la llave al éxito, se debe aceptar la incapacidad en algunos ámbitos y solo así se puede escapar de la mediocridad, no valíden un sistema errado, pónganse a su disposición y cambienlo, no sean esclavos ni mercenarios de la sociedad sean soldados dispuestos a poner valores por sobre intereses personales y luchar por ellos hasta las últimnas consecuencias.

    P.R.S.D (RADICAL)

    Gastón Ignacio Bustamante Quiñones
    estudiante de Administración Pública y Ciencias Políticas de la Universidad de Chile

    (perdón la redacción la pasión me nubla y no dejo de lanzar ideas)

    jajaja

    FELIZ AÑO NUEVO A TODOS

    UN ABRAZO Y UN BESO LORE CUIDATE

  2. Estimada Lorena
    No quise escribir ni comentar sobre este feo asunto cuando ocurrió, porque es vergonzoso, pero el último episodio de las mentras de la ministra, relativo al caso de fraude en subvenciones, es intolerable.

    No hay demasiado espacio a las dudas si el ex ministro Zilic declara que él, personalmente, le entregó la información a la Ministra y si tenemos a un ex funcionario exonerado exhibiendo públicamente los documentos que envió a Provoste denunciando los ilícitos.
    La Ministra, por su parte, está de vacaciones y sus mentiras quedaron rondando en el Mineduc.
    Un vergüenza.

    Benedicto

  3. [...] 260.000 millones de pesos a la vista y paciencia (¿o con complicidad?) de la ministra Provoste (la mentirosa de siempre) y del seremi [...]

  4. [...] 260.000 millones de pesos a la vista y paciencia (¿o con complicidad?) de la ministra Provoste (la mentirosa de siempre) y del seremi respectivo [...]

  5. Para la tal Lorenita Francisca:

    El país esta plagado de gente envidiosa como tú, y vuelvo a insistir en vez de descalificar a los demás por una P.A.A sin importancia e indagar el pasado de una persona que progresa en este país chaquetero, por qué no te preocupas en el terreno que estas pisando tú, en vez de echarle barro a la profesionalidad de ciertas personas.

    Pienso que no valoras el esfuerzo de las personas, en vez de eso desprecias al ser humano que por sus actitudes ha logrado estar en mejores posiciones en el campo laboral

    , y te diré más, tienes la típica mentalidad del chileno chabacano que se esmera en desprestigiar la vida de los demás para salir airoso ante ciertas circunstancias.

    Tus argumentos están fuera de lugar, no hay raciocinio ni objetividad en lo que dices.

  6. Existe una falacia que se llama “Ad hominen” que es el ataque a la persona más que a los argumentos. Un día aprendí de un amigo que quien se enoja con las personas por sus argumentos estaba mal y en su comentario lo compruebo. Es un excelente ejemplo para mis alumnos, para que vean como se construye un argumento errado, el cual se sustenta en el ataque a los demás.

    Con respecto a lo que señala, 59 personas que integran el congreso, son como usted afirma. Además quisiera agregar que en mi post me baso en hechos concretos y en ningún momento hice un ataque personal de la ministra.

    Por cierto, no me alegro de la situación que está viviendo ella hoy en día. Pero tampoco me alegro de los fanatismos. Sin duda, ellos no nos llevarán a ningún lado.

    Por último, el blog no es un sitio para ataques personales, sino para argumentos que estén a la altura de lo publicado.

    Saludos.

  7. Para la tal “Claudita” Arriagada:
    Espero que mis argumentos estén rebosantes de “raciocinio y objetividad”, so pena de ser declarado hereje por Ud.
    Resulta que ahora, si se critica a alguna personalidad pública, se es “chaquetero”. No sé quien habrá inventado esta nueva infamia, pero querida “Claudita”, le digo de inmediato, yo no tengo absolutamente nada que envidiarle a la Señora Provoste, y cuando escribo en contra de ellas no lo hago para hacer una terapia psicológica y canalizar mi frustración existencial, sino porque ella es una persona no capacitada para sus funciones. Y punto.
    Si enumeramos las falacias y puntos flacos de su argumentación creo que tenemos para largo:
    1)¿Una PAA sin importancia? Pues para Ud no tendrá importancia. Para mi es un reflejo válido de un trabajo hecho. ¿Qué todo el mundo tiene derecho a que le vaya mal en una prueba y puede después repuntar? Claro, pero no veo que sea el caso de la Señora Provoste. ¿Qué conocimiento extraordinario tiene ella? ¿Qué mérito salvo ese mal llamado “esfuerzo” que no es más que ingresar a una maquinaria de partido y ser títere de una serie de pillos, y luego cobrar la cuota, la recompensa? Se equivoca Ud si cree que por ser ella ministar y yo no serlo entonces soy menos. Eso habrá sido en otros tiempos. Cuando los ministros eran alguien.
    2) ¿Se debe preocupar Lorena del terreno que está pisando ella? Pues ya lo creo… Quizás ya está hundida veinte metros en la mierda en que nos tiene sumida la concertación: victima de un sistema educativo vergonzoso, que no va amejorar porque cada vez que nombran a un encargado es un veterano de algún partido de ideas decadentes, que no sabe nada de educación, o algo peor. …
    3)Eso de las “mejores posiciones en el campo laboral” me da risa: ¿es la política parte del campo laboral? Se puede considerar una aprte del campo laboral aquella en que se prefiere que uno milite en X partido al mérito profesional. ¿Comitió la señora Provoste frente a otros y resultó ser “mejor” o cuando hicieron al repartija del poder resultó estar su nombre dando vueltas?
    4) ¿Lorena sale airosa por pejudicar a Provoste? Si es así quizás se sostendría su tesina del “chaqueteo”… mas lo que veo es una crítica objetiva, desde fuera, desde alguien cuyo círculo no es la política… ¿Ya no hay derecho en Chile a hacer ese tipo de críticas? Quizás la Ley Arriagada lo haya prohibido.

    Veo que la mentalidad censuradora es contagiosa.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: